Enciclopedia de la Literatura en México

Premio Nacional de Ciencias, Letras y Artes

El 30 de diciembre de 1944 se instituyó el Premio Nacional de Artes y Ciencias por decreto del presidente Manuel Ávila Camacho, siendo titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) Jaime Torres Bodet. El premio consistía en un diploma y 20 mil pesos, y en 1945 se le otorgó a Alfonso Reyes.

El 31 de diciembre de 1946 se creó el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBA) y se le asignó el Premio como una de sus atribuciones.

Un año después, el 30 de diciembre de 1947, el decreto de Ávila Camacho fue modificado por otro que, entre otras cosas, afirma que el Premio se otorgará a una personalidad consagrada por su trayectoria. Así, en 1949, lo obtuvo Mariano Azuela.

En 1958, el premio aumentó a 25 mil pesos y se le otorgó a Martín Luis Guzmán; en 1964, a Carlos Pellicer; un año después, a Ángel María Garibay K.

En 1966 se amplió el campo y se le llamó desde entonces Premio Nacional de Ciencias, Letras y Artes. Dentro del campo de las letras, además de la creación literaria, se incluyó la filología, la filosofía, la historia, la crítica literaria y el ensayo. En ese mismo año se estableció que serían tres premios, uno para cada rama. En 1977, el Premio Nacional de Letras fue otorgado a Octavio Paz. La selección de los ganadores se hace mediante comisiones integradas por representantes del Instituto Nacional de la Investigación Científica, del Instituto Politécnico Nacional, de la Universidad Nacional Autónoma de México, del Instituto Nacional de Bellas Artes, de El Colegio Nacional, del Seminario Mexicano de Cultura, de la Academia Mexicana de la Lengua y de la Academia de Historia.

Entre los premiados dentro de la rama de letras, además de los ya mencionados, cabe destacar a Juan Rulfo, Daniel Cosío Villegas, Rodolfo Usigli, Agustín Yáñez, Rubén Bonifaz Nuño, Francisco Monterde, Efraín Huerta, Fernando Benítez, Juan José Arreola, Carlos Fuentes, Alí Chumacero, Juan García Ponce, Salvador Elizondo, Andrés Henestrosa y Antonio Alatorre.


MIEMBROS INTEGRANTES
Este visor fue inspirado por el que desarrolló E-Algorab en la Academia Mexicana de la Lengua.