Nueva Revista de Filología Hispánica

 

La Nueva Revista de Filología Hispánica (NRFH) es heredada de la Revista de Filología Hispánica (RFH), fundada también por Amado Alonso en Buenos Aires, Argentina (1939), sucesora, a su vez de la antigua Revista de Filología Española de Ramón Menéndez Pidal. La idea de continuar con la revista argentina cuando Amado Alonso y Raimundo Lida (discípulo y más tarde, colega de Alonso en el Instituto de Filología de Buenos Aires) abandona Argentina (Amado Alonso se traslada a la Universidad de Harvard) y El Colegio de México les ofrece “la ocasión de terminar su obra” con la publicación, en México, de la “Nueva” revista.

En cuanto al contenido  y propósitos desde la publicación (que se han mantenido intactos desde sus inicios y durante más de 45 años de existencia ininterrumpida), en el primer número (julio-septiembre de 1947) se anuncia que El Colegio de México publica Cuadernos trimestrales de la Nueva Revista de Filología Hispánica, la cual contaría con artículos sobre temas de literatura española e hispanoamericana; sobre el castellano de América y de España, con especial referencia al de Brasil; estudios de teoría y metodología filológicas; reseñas, críticas de libros y revistas y una bibliografía amplia. Éste fue y ha sido, en términos generales, el contenido de la publicación.

Durante su larga vida, la NRFH ha tenido varios directores distinguidos, y tanto sus redactores como sus secretarios han cambiado en varias ocasiones. De 1947 a 1952 fue dirigido por Amado Alonso, y en 1949 Mary Plevich, redactora bibliográfica, cede su lugar a Agustín Millares Carlo. A partir de 1953, Amado Alonso queda como Director Fundador y su lugar es ocupado por Alfonso Reyes. Este año también trae consigo el cambio de puesto de secretario: Antonio Alatorre sustituye a Raimundo Lida en el cargo. La muerte de Alonso Reyes (1959) trae, de nuevo, modificaciones de la dirección de la revista: Amado Alonso, Alfonso Reyes y Raimundo Lida aparecen en la portada como directores fundadores y, a partir de entonces, Antonio Alatorre y Ángel Rosemblant se hacen cargo de la dirección. El año de 1959 también trae consigo cambios en la periodicidad de la revista, de ser trimestral se vuelve semestral, y en 1962 el puesto de secretario queda bajo la responsabilidad de Juan M. Lope Blanch.

En 1970, Antonio Alatorre queda como único director y salen de la portada los nombres de sus directores fundadores. Asimismo, ese año Raúl Ávila y Teresa Aveleyra ocupan puestos de secretarios. En 1973, Antonio Alatorre se mantiene en la dirección; la secretaria es María Barrenechea, Carlos Blanco Aguinaga, Margit Frenk, Beatriz Garza Cuarón, Sthepen Gilman, James E. Irby, Fernando Lázaro Carreter, Juan M. Lope Blanch, Luce López Baralt, Francisco Márquez Villanueva, Francisco Rico, Tomás Segovia, Elizabeth Velázquez e Iris M. Zavala.

En 1982, Martha Elena Venier, antes secretaria de la revista, se encarga de la selección y preparación inicial de los materiales, y se crea un nuevo Comité editorial que, en el año de 1983, recibe el nombre de equipo editorial técnico (desaparece de la revista al año siguiente).

De 1984 a 1987, Antonio Alatorre comparte la dirección con Beatriz Garza Cuarón y al  Consejo de redacción se le suma el nombre de Mercedes Díaz Roig. A partir de 1988, Alatorre pasa a ser director honorario; se crea un nuevo comité editorial y un nuevo Consejo de redacción y Equipo técnico.

La revista que en sus inicios daba crédito en portada  a las Universidades de Harvard y Cambrige (este crédito aparece desde 1949), sustituye en 1959 (y hasta 1962) estos nombres por los de la Universidad de Texas. Desde 1962 y hasta 1970 se le da crédito en la portada al Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios (CELL) de El Colegio de México

Desde sus inicios, la publicación ha constado de varias secciones fijas, como “Artículos”, dedicada particularmente a la Literatura Hispanoamericana, con un tono académico filológico; “Revista de Revistas”, que se mantuvo durante cuarenta años y que hoy ha desaparecido; “Bibliografía”, que tiene como finalidad informar sobre las diversas publicaciones y libros que se editan tanto  en lengua española y cuyo índice incluía, en sus inicios, referencias de obras de historia, hispanismo, religión, arte, viajes, epistolarios, y literatura hispanoamericana, entre otros asuntos (esta sección dejó de publicarse durante varios años actualmente se ha reincorporado, dividida en cuatro rubros exclusivamente: sección bibliográfica general, lingüística, literatura y folklore); “Notas” y “Reseñas”. Estas secciones sólo se han omitido de la revista cuando se trató de los números de homenaje dedicados a Amado Alonso, Alfonso Reyes, Raimundo Lida y Antonio Alatorre, y en los números monográficos (que en los últimos 10 años se han incrementado).

Durante los más de 45 años de vida de la publicación han colaborado una infinidad de especialistas, académicos y filólogos de todo el mundo, interesados en la literatura española e hispanoamericana. hasta el momento la NRFH consta de xlii tomos y se han publicado más de 100 números. 





MIEMBROS INTEGRANTES
Este visor fue inspirado por el que desarrolló E-Algorab en la Academia Mexicana de la Lengua.


NUEVA REVISTA DE FILOLOGÍA HISPÁNICA

México
Fundación: 1939
Dirección: Sevilla 30, México, Distrito Federal. 

BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA
 
 

Miembros Integrantes:
Alonso, Amado
Director fundador
Lida, Raimundo
Secretario
Plevich, Mary
Redactor Bibliográfico
Rodríguez González, Yliana
Secretaria de Redacción

Periodicidad: trimestral