Enciclopedia de la Literatura en México

Feria Internacional del Libro de Palacio de Minería

El primero de noviembre de 1924 se celebró, gracias al impulso de José Vasconcelos, la Primera Feria del Libro en México, con el objetivo de extender y estimular la cultura, pero también apoyar, favorecer y difundir a las editoriales y a los escritores. Se celebraron diversos actos culturales y se pronunciaron conferencias alusivas al evento. Entre sus muchos aspectos, cabe destacar el intercambio de libros, su remate y la venta de libros usados, viejos o agotados.

El 7 de noviembre de 1947, influida por la anterior, se inauguró la Feria del Libro Universitario en el Palacio de Minería, con motivo de la segunda conferencia de la Unesco.

En 1980, esta labor cultural fue retomada por la Universidad Nacional Autónoma de México, mediante su Facultad de Ingeniería, en colaboración con diversas dependencias universitarias. Desde entonces, los objetivos generales de la Feria han sido el fomento de la lectura, la difusión de la cultura y propiciar el vínculo de la industria editorial mexicana con el mercado internacional . Antes de este año, se habían celebrado dos Ferias del Libro Mexicano.

La Feria Internacional se viene realizando en el Palacio de Minería como una tradición cultural que recuerda que fue ahí donde se estableció la sede definitiva del Real Seminario de Minería. En 1980, la Feria contó con la asistencia de 15 países y 216 casas editoras. Desde entonces se celebra cada año, a finales de febrero y principios de marzo.

A esta Feria se han sumado diversas innovaciones y actividades culturales, sobre todo a partir de 1986, cuando, en la séptima emisión, la Plaza Tolsá fue escenario para grupos musicales y de danza. Hubo 175 actividades culturales, entre las cuales destacaron diversas mesas redondas, conferencias y presentaciones de libros por sus propios autores.

En 1987 se ofreció al público información bibliográfica. Se efectuaron las xvii jornadas de Biblioteconomía, a las que asistieron más de 600 bibliotecarios de todo el país. Al siguiente año, en la ix Feria, participó la Comunidad Económica Europea y asistieron 15 instituciones de educación superior y 25 dependencias gubernamentales mexicanas. Se realizaron 362 eventos culturales.

En la x Feria, celebrada en 1989, hubo nuevas presencias y un mayor intercambio con los países asistentes, sobre todo con España, Alemania, Argentina, Francia, Estados Unidos, Corea y China. En esta ocasión hubo 363 actos culturales. Al año siguiente acudieron ocho organismos internacionales y 47 países. Se exhibieron unos 60 mil títulos, de los cuales 40 mil eran novedades editoriales mexicanas. Hubo 331 actos culturales en el interior del Palacio de Minería. En 1991 se efectuaron 329 actividades, entre las que destacaron los homenajes a José Martí y a Juan José Arreola.

En la xiii Feria, en 1992, se realizaron ocho conferencias y 43 presentaciones de libros. Los temas centrales fueron los 200 años de enseñanza de la ingeniería en México y el v Centenario del Encuentro de Dos Mundos.

En 1994 hubo mítines de protesta entre los rumores de que la entrada a la Feria tendría un costo al público, pues ello iba en contra de uno de sus objetivos principales: la expansión cultural a todas las capas sociales. Finalmente se logró la entrada gratuita. En 1995, por vez primera, se cobró la entrada.


MIEMBROS INTEGRANTES
Este visor fue inspirado por el que desarrolló E-Algorab en la Academia Mexicana de la Lengua.