Enciclopedia de la Literatura en México

El Centro Literario Nacional: una propuesta

Uno de los poetas de la nueva generación que más destacó desde sus inicios fue Manuel Gutiérrez Nájera (1858-1895). Hacia su mayoría de edad surge como una figura importante entre los antiguos miembros de El Liceo Hidalgo, que pasó a ser el Liceo Mexicano.

El poeta fue colaborador de varias publicaciones: El Federalista, El Nacional, La Libertad (2ª época), El Renacimiento (1894), El Partido Liberal, El Universal, La República Literaria, La Revista Nacional de Letras y Ciencias, El Mundo Ilustrado y, por supuesto, la Revista Azul, de la que fue fundador en 1894. Siguiendo la moda del siglo, Gutiérrez Nájera se ocultó detrás de muchos seudónimos (se ha citado alrededor de veinte); desempeñó el cargo de diputado al Congreso de la Unión por Texcoco. En su calidad de precursor del modernismo de las letras castellanas, la obra literaria del Duque Job (uno de los seudónimos) posee tres aspectos: el poético, el narrativo y el periodístico; en este último practicó la crítica. Este autor fue admirador de la cultura francesa y —según el propio poeta explicó— supo “cruzar el pensamiento francés y la forma española, sin perder su mexicanidad”.

Fue un asiduo concurrente a las sesiones literarias de las agrupaciones de su tiempo. Gutiérrez Nájera comentaba que las veladas a la manera de aquellas que dio el inolvidable Rafael Martínez de la Torre (1868) son quiméricas. El Liceo Hidalgo —subrayaba— de consunción, saqueado por los bárbaros: “No hay ningún centro literario de cierta importancia y seriedad. Nadie piensa, nadie escribe, nadie lee”.

A tal situación Gutiérrez Nájera sugería que el gobierno debería adoptar una actitud de protección a las letras. El poeta formuló su propuesta en los términos siguientes:

Así pues, deben venir a socorrernos las acertadas disposiciones del gobierno. ¿Cuáles deben ser éstas? Desde luego, propongo las siguientes: creación de un centro literario nacional, sostenido y subvencionado por el gobierno; formación del tratado de propiedad literaria entre España y México, subvención otorgada a una compañía dramática.

Tuvo que pasar medio siglo para que surgiera en la Ciudad de México un centro nacional para la cultura como es El Colegio Nacional y que además está subvencionado por el gobierno de la república.



MATERIAS RELACIONADAS

Gutiérrez Nájera, Manuel