Manuel M. Flores


03 oct 2013 / 11:31

Nació en San Andrés Chalchicomula, Puebla, en 1840 y murió en la Ciudad de México en 1885. Estudió filosofía en el Colegio de San Juan de Letrán. Perteneció al círculo literario de Ignacio Manuel Altamirano. Luchó contra la intervención francesa. Fue varias veces diputado al Congreso de la Unión.



06 ene 2014 / 11:39

El tono más alto e intenso del romanticismo mexicano pertenece a Manuel M. Flores (1840-1885), poeta de la vida, de los grandes impulsos, de la naturaleza y del amor. Menéndez Pelayo y Pimentel le reprochaban la notoriedad de sus influencias, la monotonía de sus temas eróticos, su sensualismo y ciertas incorrecciones en la versificación. Pero aquella pasión misma, desagradable para sus críticos finiseculares, nos parece hoy la mayor gala de su poesía. Lo que con los precursores y los iniciadores del romanticismo había sido languidez y desmayo, adquiere en la poesía de Flores una luminosidad verbal y una exaltación inusitada en nuestras letras, que pueden hacer del autor de Pasionarias (Puebla, 1874. México, 1882) uno de los precursores del modernismo.





 
 


Manuel M. Flores

1840
San Andrés Chalchicomula, Puebla
1885
Ciudad de México

Obra en dominio público
Puede incluir obras con registro de perpetuidad

Derecho de autormostrar

Decreto sobre propiedad literaria del 3 de diciembre de 1846

Código Civil de 1884


OBRA PUBLICADA


BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA