Enciclopedia de la Literatura en México

Novela cristera


En julio de 1926, el gobierno de Plutarco Elías Calles decretó medidas que afectaban el culto y la enseñanza religiosa ante las cuales el espiscopado determinó la suspensión de los cultos en todos los templos católicos del país. La persecución religiosa originó levantamientos armados de carácter popular, que se extendieron, de 1926 a 1929 principalmente en los estados del centro y del occidente de la república, así como acciones de resistencia civil.


La Cristiada —expone Jean Meyer— fue un movimiento de reacción, de defensa contra lo que se ha convenido en llamar la Revolución, o sea el desenlace acelerado del proceso de modernización iniciado a fines del siglo XIX [...] Cuando se resucitó, con fines políticos, la cuestión de las relaciones entre la Iglesia y el Estado, el pueblo se movilizó para defender su fe.Conclusiones, La Cristiada, México, Siglo XXI, 1974, t. 3, p. 319


Las acciones militares y de sabotaje de los cristeros en armas, la persecución de los católicos y la resistencia civil en las ciudades y poblados, especialmente el boicot general, dieron tema a numerosos testimonios y alegatos, en favor o en contra del movimiento, así como a canciones y corridos y a un grupo de novelas de valor literario.



MATERIAS RELACIONADAS

Anda, José Guadalupe de Estrada M., Antonio Goytortúa Santos, Jesús