Enciclopedia de la Literatura en México

Servando Teresa de Mier

Ángel Muñoz Fernández
1995 / 28 jul 2017 14:41

Nació en Monterrey, Nuevo León, en 1765 y murió en la Ciudad de México en 1827. Religioso dominico, orador y escritor político. Durante el virreinato, por sus actividades políticas, fue excomulgado, encarcelado y enviado a España. De ahí se escapó de la cárcel de Burgos para pasar a Francia y luego a Roma. Regresó a México con el insurgente Francisco Xavier Mina. Consumada la Independencia fue elegido miembro del Congreso. Escribió numerosas cartas y artículos en pro de la Independencia de México.


Alfonso Reyes
1958 / 17 sep 2017 16:31

Vinculado a nuestras luchas civiles, dominico procesado por la Inquisición, controversista de Blanco White en Londres y consejero de Mina el Mozo, a quien convence a la causa de nuestra independencia y a quien acompaña en su malaventurada excursión redentora  a México, perseguido luego por Iturbide, diputado de la primera república y huésped del presidente Victoria, enemigo del federalismo por considerarlo contrario a nuestro genio y a nuestras tradiciones nacionales (según lo explicó en su célebre “discurso de las profecías”), comenzó declarando en un sermón que el cristianismo no había sido predicado primeramente en México por los españoles, sino por el propio Santo Tomás, que fue el Quetzalcóatl de los indígenas; escribió una historia sobre la Revolución de la Nueva España, bajo el seudónimo de “José Guerra”; difundió la obra de Las Casas contra los desmanes de la conquista; y dejó una Apología de su vida que es un documento único, donde, en prosa vivísima y con verdadera pluma de narrador, llena de soltura y gracejo, nos cuenta sus peripecias —unas reales y otras imaginadas—, sus prisiones y sus destierros en México, España, Francia, Portugal, entre cuadros de época ricos de humorismo y hasta picardía casanoviana. Poco a poco han ido apareciendo nuevos y curiosos datos sobre su vida en Inglaterra y en los Estados Unidos. Era caprichoso, arbitrario y valiente, aventurero por temperamento y escritor dotado de gracia, un don no muy generosamente concedido a nuestras letras. En él se reflejan las primeras vacilaciones de la era constitucional.